Complejo Granuloma Eosinofílico

Hace tiempo publiqué un tema llamado “Granuloma eosinofílico”en el Foro, que lamentablemente, perdimos por culpa de los innumerables spam que nos invadieron. Por suerte, tengo un registro de mis intercambios sobre este tema con la Dra. Graciela; aquí intentaré resumir los puntos más destacados de ese intercambio. Si bien esta patologia puede afectar a perros y gatos, lo siguiente corresponde a mi experiencia con un gato.

El Complejo Granuloma Eosinofílico: Definición. Posibles causas.

El Complejo Granuloma Eosinofílico constituye un grupo de enfermedades de la piel caracterizadas por una reacción inflamatoria.  Como su nombre lo indica, en esta reacción participan los eosinófilos, un tipo de glóbulo blanco que tiene normalmente dos funciones: contrarrestar la histamina segregada por los basófilos (otro subgrupo de glóbulos blancos) y, aparentemente, fagocitar (“englutir”) complejos antígeno-anticuerpo. Dicho más simplemente, actúan para modular reacciones alérgicas e inmunes. En el granuloma eosinofílico, los eosinófilos “exageran” su actividad, permaneciendo demasiado tiempo en el sitio inflamado y exacerbando así la respuesta inflamatoria en lugar de aliviarla.
El Complejo Granuloma Eosinofílico puede manifestarse en una o más de las siguientes formas: úlcera indolente o roedora, placa eosinofílica y granuloma eosinofílico. La úlcera indolente se presenta como una lesión blanquecina en el labio superior, que no parece ser pruriginosa ni dolorosa. La  placa eosinofílica suele presentarse en las ingles y el abdomen, y tiene el aspecto de una lesión dura, ulcerada y descamativa, además de ser pruriginosa. El  granuloma eosinofílico propiamente dicho consiste en una serie de lesiones que pueden afectar distintas áreas del cuerpo, hay daño del colágeno y no parece ser pruriginoso.[1]

Es una condición muy difícil de tratar y pronosticar porque hay muchos puntos sin explicación en su etiología. Es por eso que suelen darse distintas indicaciones para el tratamiento. Lo más común es prescribir corticoides en dosis inmunosupresoras, para mantener bajo control la respuesta exagerada de los eosinófilos. También puede indicarse una dieta hipoalergénica, combatir pulgas y ácaros, hongos de la piel, controlar parásitos intestitnales, chequear virus de la leucemia felina (ViLeF) y reacciones crónicas producto de rinovirosis, evitar comederos plásticos (algunos animales reaccionan contra el plástico), limpieza dental, antibióticos, etc. Al no saber exactamente cuál es el factor culpable, todo puede resultar sospechoso.

Mi experiencia con Titi

Granuloma eosinofílicoMi gata, Tití,  fue diagnosticada con complejo granuloma eosinofílico en diciembre de 2010. Se manifestó como  una úlcera indolente en su labio superior con el aspecto de una placa blanca, bien visible,  a lo largo de su labio superior. En ese momento, Tití tenía poco más de un año y estaba amamantando a sus dos cachorritos. Afortundamente, el test para ViLeF dio negativo.

Al mes siguiente, su veterinaria encontró una gran masa en la base de la lengua que debió ser extirpada quirúrgicamente. Fue en ese momento cuando se diagnosticó el granuloma con la anatomía patológica del material extraido.

Tití fue tratada desde entonces con altas dosis de corticoides, cosa que a mí me preocupó desde el principio, por el riesgo de diabetes e hipertensión comúnmente asociados al uso prolongado de esteroides a altas dosis. Hay que destacar que, si bien el riesgo existe, los gatos son mucho más tolerantes a los corticoides que los humanos.

Una inquietud que me surgió era si la úlcera indolente podía transformarse en un carcinoma si no era tratada adecuadamente. Fue lo que me dijo la veterinaria que esterilizó a Tití. La Dra. Graciela me explicó que no se podía ser categórico al respecto, ya que su patogenia no se entiende por completo. Se podría especular que el granuloma eosinofílico es una reacción del organismo a causa de una incipiente malignización (que, si fracasara en su intento de control, podría dar lugar a la aparición de un tumor) o podría ser la misma inflamación persistente que conlleva a aumentar las probabilidades de que aparezca un tumor. También me tranquilizó diciéndome que en su experiencia de consultorio, había visto gatos que vivieron por años con granulomas sin malignizarse, aunque, vale la aclaración, los gatos que se ven en el consultorio son los que son tratados.

Volviendo al tratamiento de Tití, dado que era imposible darle medicación por vía oral, ya que a veces la tomaba y a veces no, comenzó con corticoides inyectables en abril de 2011, cada 6 semanas al principio, para luego pasar a un régimen de una inyección cada 4 semanas.

Mientras tanto, pensé si seria beneficioso suplementar a Tití con ácidos grasos omega 3 para mejorar su granuloma. Si bien lo único que está probado con éxito son los corticoides o corticoides/antibióticos, los omega 3 tienen propiedades antiinflamatorias o reguladoras de la inflamación, y no conllevan ningún riesgo para el animalito, por lo cual valía la pena probar. Lamentablemente no noté mejoría con estos suplementos.

La frecuencia del tratamiento dependía de cómo yo observaba las lesiones. En noviembre de 2011, a un año del diagnóstico, la veterinaria optó por un tratamiento agresivo: 3 inyecciones, una cada 2 semanas. La úlcera indolente desapareció al mes siguiente, por casi 2 años!

úlcera indolenteA fines de octubre de 2013, para mi gran decepción, volvió a aparecer. Luego de ese tratamiento “agresivo”, Tití continuó con inyecciones de corticoides por un largo tiempo, para pasar luego a corticoides por vía oral (que logré que tomara gracias a una farmacia que “mezcla” el medicamento con sabor a atún o pollo, transformando la medicación en una golosina que Tití espera ansiosamente tomar). Pero aquí debo referirme a otro tema, si bien relacionado con el granuloma eosinofílico, que es la alergia cutánea.

Vale aclarar que siempre es preferible administrar los corticoides por vía oral que inyectarlos. Los corticoides inyectables son de liberación lenta, es decir, pueden permanecer durante semanas, o meses, en el organismo. En cambio, los corticoides admnistrados por boca son mucho más fáciles de manejar; si hubiera que reducir la dosis, se puede ir haciendo gradualmente. Nunca debemos suspender los corticoides abruptamente, porque puede ser muy dañino para el animalito. Es el veterinario quien debe aconsejarnos cómo hacerlo.

Por el momento, el único efecto adverso que  Tití presentó es el aumento de peso. Controlo su dieta muy de cerca para evitar que siga engordando, pero me resulta  muy difícil lograr llevarla a su peso ideal. Afortundamente, sus controles periódicos de glucemia son normales.

Para terminar con este tema, especulo que la reaparición de la úlcera indolente puede deberse a que Tití estaba recibiendo una dosis baja de corticoides, o a que fue a robar comida de un recipiente plástico de los gatitos callejeros a quienes alimento en la puerta de mi casa…

Alergia cutánea.

En octubre de 2011, a casi un año del diagnóstico de granuloma eosinofílico, noté a mi regreso de unas vacaciones, que a  Tití le faltaba pelo en varias áreas de su cuerpo: dos pequeños círculos en la cabeza, la cara interna de una pata delantera en su totalidad, y parte de su abdomen. Aquí comenzó una gran batalla contra lo que después sabría que era una alergia cutánea.

Por meses y meses, su veterinaria generalista se obstinó en tratar ella misma a Tití, sin aceptar mi pedido de derivación a un veterinario especialista en dermatología. Comenzó por realizar un raspado de piel en distintas partes de su cuerpito y observar el material al microscopio, con lo cual descartó que fueran ácaros los que estaban causando la pérdida de pelo. Le inyectó un antibiótico porque algunas zonas sin pelo se habían infectado, y más corticoides.

Tití mejoró rápidamente pero volvió a empeorar a las pocas semanas. La veterinaria dijo que se trataba de una dermatitis alérgica probablemente producida por pulgas. Me explicó que era una complicación del granuloma y que, si bien  Tití recibía medicación tópica antipulgas todos los meses, las pulgas podían picarla igual (aunque después murieran) y producirle la alergia. Pero parece que no eran las pulgas las culpables, porque la dermatitis alérgica a las pulgas se presenta casi siempre con alopecia (pérdida de pelo) en el área sacrodorsal (sobre la espalda, cerca del nacimiento de la cola) y  Tití, en cambio, perdía el pelo en el abdomen, la cara interna de las patas y a veces en las orejas.

Ante mi pregunta de si Tití podría tener un síndrome de Cushing, la veterinaria lo descartó, diciendo que si lo tuviera, le faltaría también el pelo en zonas donde no llegaba a lamerse. Los gatos con sindrome de Cushing presentan adelgazamiento de la piel y pérdida de pelo.

A partir de aquí, Tití empezó a recibir corticoides inyectables periódicamente. La úlcera indolente había sido superada, pero ahora necesitaba corticoides para tratar  la picazón y la consecuente pérdida de pelo. El efecto duraba cada vez menos tiempo, y ya necesitaba una inyección cada 4 semanas. Uno de los diagnósticos que planteó la veterinaria fue rascado compulsivo de origen psicológico, y sugirió el uso de un collar isabelino. Me negué, considerando que más allá del motivo por el cual Tití se rascara, era cruel impedirle hacerlo.

También sugirió alimentarla con una dieta hipoalergénica, algo casi imposible de hacer por tener yo otra gata que no hubiera comido ese tipo de alimento, haciéndoseme muy difícil controlar qué combía cada una. Había probado dar este tipo de dieta anteriormente a Tití, y ella la había rechazado por completo. Indicó además el antipulgas cada 2 semanas (en vez de una vez por mes).

En julio de 2012, regresando nuevamente de mis vacaciones, y a tan sólo 4 semanas de la  última inyección de corticoides, encontré a Tití en un estado desastroso. Su alopecia abarcaba ya sus patas hasta la espalda, además de su abdomen, que presentaba algunos puntos rojos infectados, y se rascaba incesantemente.

La veterinaria planteó la posibilidad de hacer una biopsia de piel. No quise seguir exponiendo a  Tití a elevadas dosis de corticoides y distintos tratamientos sin tener un diagnóstico claro de su enfermedad. Pedí, esta vez firmemente, la derivación a un dermatólogo.

La consulta con la dermatóloga marcó todo un cambio en el diagnóstico y tratamiento de Tití. La veterinaria descartó ácaros (lo cual ya había sido excluido dos veces a través de un raspado de piel). Consideró poco probable una alergia alimentaria, debido a que sus síntomas empeoraban con el tiempo. Indicó un análsis de sangre para buscar posibles alergenos a los que Tití reaccionara. Me explicó que si no se encontraba ninguna reacción en este análisis, entonces se intentaría una dieta hipoalérgenica.

A las dos semanas tuvimos los resultados del análisis: se encontró reacción a más de 10 alergenos! Se le asignó un “puntaje” de 0 a 6 a cada reacción, correspondiendo 0 a “ausente o no detectable” y 6 a “nivel ultra elevado”. Tití tuvo un puntaje de 3 (nivel alto) o más para 11 antígenos: varios tipos de yuyos, polen y pastos locales, cucarachas y ácaros del polvo. Por suerte, reaccionó en un nivel muy bajo a la descamación imperceptible de la piel humana! Y sólo tuvo un nivel bajo de reacción (2)  para pulgas…

Se mandó a preparar un suero con todos los alergenos a los que Tití reaccionaba, y asi empezó su tratamiento de desensibilización. La alergia no se cura, pero se puede controlar, de manera que la reacción del organismo al alergeno sea más atenuada. Este tratamiento puede tardar varios meses (3-4 como mínimo) en mostrar sus resultados, y hasta 12-18 meses en ser realmente efectivo, pero el 70-80% de los gatos que lo reciben muestran una significativa mejoría. Pueden tener recaídas, pero son habitualmente menos frecuentes, menos severas y más fáciles de controlar que sin la terapia de dessensibilización. Se requiere mucha constancia, porque es un tratamiento que el animalito necesitará el resto de su vida.

Tití sobre el escritorioTití lleva 15 meses de tratamiento. Los corticoides pudieron reducirse a la décima parte de la dosis inicial. A tan sólo 3 meses de iniciada la terapia, su pelo cubria la totalidad de su cuerpo, y recibía ya la cuarta parte de prednisolona que al comienzo. Una vez por semana, le aplico su inyección subcutánea. Ha tenido varias recaídas durante estos 15 meses, pero nunca volvió al estado de severa alopecia que tenía antes. Estoy muy atenta para ver si se rasca más de lo habitual, de manera de que la veterinaria ajuste la dosis de corticoide.

Cuando supe, a meses del tratamiento, que éste sería de por vida, me decepcioné un poco. Pero después me di cuenta de que en vez de darle corticoides a grandes dosis, sin producir alivio, por el resto de su vida, estaba ofreciéndole un tratamiento que si bien no era curativo, le otorgaba grandes beneficios y ningún riesgo. Y que, si bien es posible que Tití requiera corticoides durante toda su vida, será una dosis de mantenimiento con un riesgo mucho menor de diabetes, inmunosupresión y otras complicaciones.

Autor: Telma Moreira

17 pensamientos en “Complejo Granuloma Eosinofílico

  1. Agradezco de todo corazón a Telma, quien se tomó el arduo trabajo de recopilar la información sobre el complejo granuloma eosinofílico que teníamos en el foro y compuso este artículo tan completo para compartir con todos los lectores de Canifelis.com.ar

    • Hola! Mi gata padece de granuloma en el labio y la parte de atras de las patas cordones me dijeron que se llaman, ella por ejemplo le salio en la mudanza de casa y no se la quito, empeora cuando viene gente a casa…. me gustaria llamarte y que me la vieses por favor…. nose si eres de Madrid? Es posible? Gracias Dr. Graciela.

      • Hola Alma, no soy de Madrid. Vivo en una zona rural bastante remota de la Argentina. Si bien resulta imposible atender a tu gatita, creo que por lo que relatas habría que prestarle atención al nivel de stress que pueda estar sufriendo. No dejes de mencionárselo al dermatólogo que te la revise. Un abrazo y mucha suerte.

  2. Graciela, fue un placer poder recopilar la invalorable información que me diste acerca de esta patología. Soy yo quien debe agradecerte!

  3. Hola, puede que esta pregunta no esté en el lugar indicado pero tengo una perrita de contextura pequeña. Ella el año pasado, no sé cómo le encontramos una herida como un hueco justo donde terminan las costillas. Ella tiene pelo largo y mucho no se lo podía ver y ella no nos dejaba verle. Le curábamos con perbinox, agua oxigenada, polvo cicatrizante, se lo vendábamos pero no se le curaba completamente. Luego como dejamos de vendarlo este se le serró un poco y cuando vimos un poco mejor resultó que la herida estaba localizada en una de sus mamas. Nos dijeron que le pusiéramos un aerosol para evitar que se le infectara un “curabichera” esto se lo cicatrizó bastante. Luego de repente comenzó a crecer, lo que creímos que era hinchazón puso su mama toda como roja y se abrió muchísimo más su herida. fue como empezar a ver su carne pero eran como muchas pelotitas dentro de su mama. En muy poco tiempo ha crecido mucho y lo que más me preocupa es que ahora ella expulsa un olor muy feo, se nos aleja y ha comenzado a sangrar, yo creo que es por el mismo rose que hace su herida con el piso. … No sé qué hacer… Por lo que he leido por internet parece que es cáncer de mama. Mi madre me ha dicho que mi perrita no ha sido esterilizada, tiene 13 años y jamás ha tenido crías. Tengo miedo de que si la operan y resulta ser cáncer ella muera. He tenido muy malas experiencias con veterinarios y las mascotas, todas ella, las he perdido. He gastado dinero para luego llegar a casa y ver que mueran en mis brazos… Sé que no debo ponerlos en la misma bolsa por ello quiero hacer algo por mi perrita. No tengo mucho dinero pero haré lo más pueda para ayudar a mi mascota ya que no puedo verla así… Lo lamento le he escrito un testamento. Disculpe usted.
    Estefanía.

  4. Buen dìa, tengo una perrita de un año y a los 11 meses se puso en celo y paralelo con esto comenzo a tener un grano que empezo como una picadura y luego creciò como tipo un furùnculo, la atendieron con antinflamatorios y antibioticos pero no terminaba de abrirse aunque hasta se lo pincharon de lado a lado, hasta que un dìa ella misma se lo comiò y asi se lo cuidamos con Pervinox, segùn indicaciòn de la veterinaria, cuando al fin nos relajabamos y ya curada le empezo a crecer otro que ahora mismo està en pleno proceso, le hicieron un estudio del mismo y me dicen que no se puede hacer nada y que puede hacer de esos granos x el resto de su vida ahora le salieron en la pancita pero que pasara si le salen donde tiene pelo?
    Necesito otra opiniòn gracias

  5. Buenos dias.
    Tengo una golden retriever de 13 meses y esta entrando en su segundo calor… en estos momentos esta presentando un sarpullido q ha causado la perdida del pelo que rodea su vulva… creo q esta perdida puede ser a causa de q se rasca con sus dientes o a causa de mi otro perro (macho) q la lame constantemente …imagino yo q es por su estado.
    Mi pregunta es … q causa este sarpullido … es normal y que puedo hacer para q se mejore???
    Nota.
    En ningun momento se presentan secreciones provenientes de la vulva… solo sarpullido a sus alrededores
    Agradezco una pronta respuesta.
    Gracias

  6. A todos los lectores que hacen consultas aquí:
    Por favor, regístrense en el Foro (ver el menú arriba del titulo de este artículo) y hagan su consulta en el sector apropiado.
    Muchas gracias.

  7. Mi perro tiene 8 años y siempre hemos pensado que tenia alergia, pero no saben decirnos en el veterinario a que. Al principio le pasaba en primavera y verano, ahora ya incluso en otoño y cada vez peor. Empieza con “ronchitas” como bultitos y se le pone la piel roja con quemazon. No deja de rascarse y lo pasa fatal hasta el punto de aullar. El tratamiento es corticoides, pero cada vez le hacen menos efecto. Lo paso mal de verle asi. Alguien me puede dar algun consejo? Gracias a todos por leerme!!!

    • Ani,
      Por favor, regístrate en el Foro (ver el menú arriba del titulo de este artículo) y haz su consulta en el sector apropiado.
      Muchas gracias.

  8. Hola se que han pasado años pero espero que leas esto y me puedas ayudar tengo un gato de un año y 2 meses. Hace 6 meses vi que le salio esto en la boca que hace 3 meses supe que se llamaba ulcera indolente. La primera vez que lo lleve en enero de 2016 le recetaron prednisolona y hasta el sol de hoy es lo que le doy, muchas veces no le ha hecho efecto aveces se le mejora luego empeora si paro de darsela pero pienso que es malo medicar a tu gato por siempre por eso no se que hacer ya quisiera curarlo por lo menos se que no le duele gracias a Dios yo lo amo es mi vida entera y me muero si le pasa algo realmente ya llevamos 7 meses en esta situacion me da miedo que sea algo grave, ya le hicimos la peueba de leucemia que ha salido negativa y eso me tranquiliza un poco pero sigo con la duda y ya no se que hacer realmente. cuando esta apunto de quitarse derrepente vuelve a hacerse mas grande no entiendo porque pasa esto, si es alergico a algo nose nose que hacer ayudame porfavor dime si ya haz encontrado la solucion? cuentame como va tati con este tema. gracias porfavor espero tus respuestas!! los veterinarios aqui ya no saben que decirme

  9. Hola sanyida!
    Disculpa la demora en contestar, pero estoy viviendo un momento personal muy triste y estuve un poco ausente de mi computadora.

    Entiendo muy bien tus dudas y temores. Adoro a mis animales tanto como tú. Son nuestros amigos del alma.
    Pero no te desesperes, la úlcera indolente no es algo grave. Te diría que lo más grave es la cantidad de corticoides que se suelen recetar para tratarla.
    Primero te doy la respuesta corta: Tití no volvió a tener la úlcera indolente desde diciembre de 2013. En esa última aparición, la trataron con láser: 2-3 minutos de aplicación, totalmente indolora, y la úlcera no volvió a aparecer! No puedo decir que nunca más aparecerá, pero ya llevamos 2 años y medio sin nada!
    En tu lugar, trataría de encontrar un buen veterinario dermatólogo. Tití sigue con sus controles (una vez por año) y sus vacunas para la alergia una vez por semana, y está muy bien. Además, le cambiaron la prednisolona por ciclosporina (que tiene menos efectos adversos a largo plazo) y hasta le redujeron un poco la dosis.

    Por último, te invito a que te registres en el Foro. En http://www.canifelis.com.ar/hab/index.php?topic=1133.0 , encontrarás también toda la historia de Tití, con los consejos y observaciones de la Dra Graciela, y podemos seguir intercambiando nuestras ideas o inquietudes.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *